Creatividad

creatividad

¿Por qué la creatividad es tan importante?

creatividad

La creatividad es de gran importancia para el ser humano. Pero no solo para el bienestar individual, sino también para la supervivencia social. Pues es un proceso de transformación de lo existente que da lugar a la expansión de nuevos campos conceptuales y estéticos.

De esta forma, la creatividad es la impulsora del progreso de las sociedades. Por esa razón, existe tan gran interés actualmente por esta mítica capacidad humana.

creatividad

El ser creativo ¿Cómo podemos potenciar nuestra creatividad?

Casi todos los teóricos y científicos hablan de que la creatividad está en todos nosotros. Por lo que ser creativo es algo que nos viene dado como especie humana.  Sin embargo, si es así y todo el mundo puede ser creativo, ¿por qué es tan difícil serlo? O ¿Por qué tan pocas personas logran aplicar su creatividad en su día a día?

Facultades físicas y psíquicas

Aunque todos tengamos la capacidad creativa, es decir la capacidad de poder aportar nuevas soluciones y puntos a de vista a problemas, no todas las personas gozamos de las mejores condiciones físicas e intelectuales para su desarrollo.

Por un lado, se necesita libertad de pensamiento y actuación, por el otro mucha energía y finalmente un autoconcepto estable de ti mismo. Esto es así porque la creatividad es un proceso de transformación cerebral. Es decir, fisiológico que tiene lugar cuando se dan una serie de circunstancias, que involucran al organismo humano. CREATIVIDAD  

Pero es que, además, para conseguir desarrollar nuestra capacidad creativa hemos de entrenar cuerpo mente.

 

La neuroplasticidad

Según lo dicho, existe una ciencia que trata de investigar las conexiones que se dan en el cerebro humano que le dan la capacidad de diseñar, crear o producir cosas. Al mismo tiempo que es donde ese produce la respuesta a los estímulos. Esta ciencia se llama neuroplasticidad.

Gracias a esta nueva disciplina se ha descubierto la capacidad cerebral de modificarse a ella misma, en función de las condiciones y la experiencia.

Como consecuencia de lo anterior, las capacidades humanas ya no son solo fruto de la genética o las circunstancias. Pues la persona las puede cambiar, mejorar y aprender cambiando hábitos o su entorno.

Es por esa razón que el ser humano que desee desarrollar su creatividad no debe de parar de aprender, hacer cosas, vivir y experimentar. 

Ejercicio físicoLa creatividad y el cuerpo humano

Asimismo, existe una estrecha relación entre la creatividad y la actividad física. Sobre todo por lo que se refiere a alcanzar niveles altos de salud. Por eso también con el ejercicio conseguimos inspirarnos y mejorar nuestra capacidad de concentración. Al mismo tiempo, se inicia un proceso de renovación de neuronas llamado neurogénesis.

Momentos contemplativos

También, si experimentamos momentos de «mente en blanco» o contemplativos; damos un descanso al pensamiento. En este sentido, le damos un refresco a nuestra capacidad  neuronal, lo que la prepara para el siguiente reto.

Dentro de estos momentos están el yoga, la meditación, el mindfullness (que está tan de moda) o simplemente pasear por la naturaleza o admirar una obra de arte.

Jugar y experimentar

Sin miedo a equivocarse. Está comprobado que el fracaso (malentendido en nuestras sociedades occidentales) es una fuente creativa. Normalmente, si la persona no se viene abajo y se levanta, salará reforzada, con nuevas ideas y en otro nivel de acción superior.